Lo que no le puede faltar a tu tienda online - Tendencias E-commerce del 2014

Si estás pensando en montar una tienda online o ya tienes una, aquí te resumimos una serie de factores a tener muy en cuenta. Sigue estos consejos para sacar el máximo partido a tu tienda.


1. Esfuérzate en mejorar el posicionamiento SEO de tu tienda virtual en los buscadores. Hay una serie de factores fuera de tu alcance si no tienes conocimientos en programación, pero hay muchas labores que puedes hacer tu mismo para favorecer el SEO:
  • Ofrece contenidos de calidad, escogiendo muy bien las palabras que utilices en los textos y en las descripciones de los productos. 
  • Sube imágenes optimizadas para web y del tamaño en el que se van a mostrar ¡no más grandes! Así, mejorarás también la velocidad de carga de la página. 
  • Si tu herramienta te lo permite, rellena el texto alternativo de la imagen, afecta al posicionamiento. 
  • Si tu herramienta te lo permite, selecciona bien los textos del metatítulo y la metadescripción de los productos. Será la información que muestren luego los buscadores. Os recomiendo utilizar esta herramienta para saber el número de caracteres que deben tener estos campos: http://www.contadordecaracteres.com/contador-de-caracteres-para-seo.html
  • Incluye tu tienda en directorios especializados.
  • Utiliza un blog o la sección de noticias de tu tienda para ofrecer información desinteresada que os otorgue una imagen de especialistas en el sector.
  • Dale vida a tus redes sociales.
  • Crea una página en Google+, favore el posicionamiento y ayuda a que te encuentren y escriban reseñas sobre tus productos y servicios.
2. Obtén un feedback de tus clientes. Permite los comentarios en tu tienda para saber lo que piensan y sus opiniones. Incluso hay tiendas que permiten votar los distintos productos.

3. Instala Google Analytics para conocer las estadísticas de tu web: número de visitas, localización geográfica de tus visitantes, productos que más interesan, porcentaje de compras frente a visitas, tiempo que invierten los usuarios en navegar por tu web, etc.

4. Explota el  m-commerce (comercio electrónico a través de dispositivos móviles). Es fundamental que tu tienda se visualice de forma correcta en estos dispositivos. Esto se consigue con diseños responsive, con plantillas específicas para móviles o con aplicaciones móviles que complementen tu web. Hay mucha gente que todavía siente desconfianza al realizar compras a través del móvil, pero te sorprendería saber que también hay muchísima gente que apenas utiliza el ordenador y utiliza las móviles o tablets.

5. Mejora la experiencia del usuario al navegar por tu web: deben encontrar lo que buscan fácilmente y sin complicaciones. Además, desde su área privada, deben tener acceso a  a un listado de todos sus pedidos y facturas. Es muy interesante incluir en la tienda la posibilidad de añadir productos a una lista de "productos deseados" o una lista de favoritos para que tengan acceso rápido a los mismos en una futura visita a la web.
Y, por supuesto, la tienda deberá recordar las direccions de envío y facturación del cliente, para facilitar futuras compras.

6. Llega a un público más amplio, a nivel internacional. Lo bueno del comercio electrónico es que nos permite traspasar fronteras, llegar a más gente: personas de todo el mundo tendrán acceso a tu catálogo de productos. Es algo que, en la mayoría de negocios, se debería aprovechar creando tiendas multilingües, algo relativamente sencillo con los sistemas de e-commerce actuales. Eso sí, deben ser traducciones de calidad porque si una página está mal traducida no transmitirá la confianza necesaria para realizar pagos online.

7. Ofrece contenidos desinteresados a través de un blog o sección de noticias en tu tienda. Esto te dará una imagen de experto en el sector, te creará más seguidores y tu marca será más conocida. Además, mejorará el posicionamiento de tu web.

8. Explota la redes sociales, haz que tus contenidos lleguen de forma viral a miles de usuarios. Utiliza tus redes sociales para crear una comunidad alrededor de tu marca.  Introduce consejos, trucos, noticias y novedades de tu sector. Promociona tus productos o servicios. Haz llegar a más gente tus ofertas y promociones. Puedes crear concursos o sorteos que aumentarán el número de tus seguidores y la interacción de los mismos. Además, puedes recoger las opiniones de tus clientes a través de las redes sociales: qué les gusta, qué no les gusta, qué están buscando, cómo puedes mejorar, etc.

Espero que os haya sido útil leer este artículo y que hayáis podido obtener alguna idea con la que potenciar vuestra tienda online. Muchas veces, sabemos la importancia de estos puntos, pero hasta que alguien no nos los recuerda no nos ponemos manos a la obra. Así que, ya sabéis, si no teníais propósitos para el 2014: ¡a explotar al máximo todas las posibilidades de vuestra tienda virtual!