Adapta tu web o tienda online a la nueva ley de cookies

Seguro que desde hace un tiempo, navegando por Internet, os habéis encontrado un mensaje parecido a este en las páginas que visitáis:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

Se nos plantea la siguiente pregunta: ¿por qué se nos informa ahora de su utilización y se nos pide nuestro consentimiento?


Para empezar, os vamos a explicar qué son las cookies: 

Son ficheros o porciones de información enviadas por un sitio web a través de un servidor y almacenadas en el navegador del usuario. De ésta forma, el sitio web puede almacenar información básica del usuario, como sus datos de acceso a la web.

Las cookies pueden ser usadas para mejorar la experiencia de navegación o realizar seguimientos estadísticos. Pero también tienen su cara negativa ya que son herramientas con las que se pueden llevar a cabo acciones de spyware (programa espía) para conseguir información sobre los hábitos de navegación del usuario y utilizar los datos personales obtenidos sin su consentimiento con fines comerciales.
Por este motivo y con el fin de asegurar la privacidad de los usuarios la Unión Europea aprueba una norma en 2009 que llega a España el 30 de marzo de 2012.
En el RD 13/2012 se modifica el punto segundo del artículo 22 de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y comercio electrónico, en el que leemos:

Los prestadores de servicios podrán utilizar dispositivos de almacenamiento y recuperación de datos en equipos terminales de los destinatarios, a condición de que los mismos hayan dado su consentimiento después de que se les haya facilitado información clara y completa sobre su utilización, en particular, sobre los fines del tratamiento de los datos, con arreglo a lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.

La legislación española sólo establecía la necesidad de que los sitios web informasen de su uso y ofreciesen la posibilidad de denegarlas, pero ahora es obligatorio que el usuario dé un consentimiento expreso antes de su utilización. Pese a llevar vigente desde el 1 de marzo del año pasado es ahora cuando se ha presentado el primer proceso sancionador contra una empresa.

Para no llegar a esto, ¿cómo podemos adaptar nuestro sitio a laLey de Cookies?

Esta ley afecta a todos los profesionales o empresas que presten servicios en España, ya sea por disponer de domicilio, disponer de establecimiento permanente, o bien, que sus servicios estén orientados a este mercado.

La ley obliga a indicar de forma clara el tipo de cookies utilizadas y obtener además el consentimiento expreso del usuario ANTES de instalar algunos tipos de cookies.
El usuario tiene que ser informado sobre qué es una cookie, para qué usa cookies el sitio web, qué cookies se van a instalar, cómo desactivarlas o eliminarlas y dónde obtener más información sobre las cookies.

Entre los métodos para obtener consentimiento del usuario tenemos:
  • Página de bienvenida con información sobre cookies y botón de aceptar (como las que preguntan si el usuario es mayor de edad).
  • Pop-up previo que suspenda la carga completa de la página hasta la aceptación.
  • Cabecera o pie de página con información y una caja de aceptación.
  • Paso previo de aceptación dentro del cuadro de reproducción de vídeos, juegos y otras aplicaciones web.
  • Mensaje informativo indicando que si el usuario continua navegando en el site se le instalaran cookies.

     Nosotros nos vamos a poner lo antes posible a adaptar nuestras webs para que cumplan con esta ley ¡no queremos problemas! En el próximo artículo del blog os contaremos qué método hemos elegido y cómo lo hemos hecho.